62 Restaurante

Lo nuestro son los fogones

Recetas rápidas para que los niños coman verduras

Lo que menos suelen comer los niños son las verduras. Y precisamente es lo que más necesitan. Por eso, hoy os proponemos dos recetas con verduras y hortalizas que, combinadas con los ingredientes adecuados, encantarán a los más pequeños de la casa.

Salchichas con crema de patatas y repollo

Recetas rápidas para que los niños coman verduras

Tiempo de elaboración: 20 minutos

INGREDIENTES

PREPARACIÓN

Cocemos las patatas peladas y troceadas en abundante agua con sal durante 20 minutos, hasta que estén tiernas por dentro al pincharlas con un cuchillo.

Una vez cocidas, las escurrimos y añadimos un poco de nata líquida, lo suficiente cómo para cubrirlas. Las ponemos al fuego para que se cuezan en la nata durante 5 minutos más y las trituramos con un tenedor hasta que se forme un puré cremoso.

Agregamos la mantequilla y lo removemos bien para que se derrita. Sazonamos con sal y pimienta negra y reservamos.

Cortamos la col muy finamente y la cocemos en otra cazuela con agua y sal hasta que esté tierna. La mezclamos con el puré de patata y rectificamos de sal y pimienta negra.

Para no añadir más grasa a las salchichas, lo mejor es hacerlas a la plancha, lo suficiente para que se doren por todos los lados. No es necesario sazonarlas, pues las salchichas Bratwurst ya tienen de por si un sabor fuerte.

Para servir el plato, ponemos una base de puré de patatas y col y encima las salchichas.

Dados de pollo crujientes con ensalada

Tiempo de elaboración: 25 minutos

INGREDIENTES

PREPARACIÓN

Retiramos la grasa de la pechuga de pollo para que quede limpia, y la cortamos en dados del tamaño de un bocado. La sazonamos con sal y pimienta negra y la pasamos por harina, huevo batido y pan rallado o panko.

Calentamos una sartén a fuego alto con abundante aceite de oliva y freímos el pollo hasta que esté dorado por todos los lados. Lo sacamos a un papel absorbente para que se absorba el exceso de aceite y no añadir calorías de más.

Cortamos todas las verduras, excepto la rúcula y las ponemos en un bol. Para hacer la vinagreta, mezclamos el aceite, el vinagre y el sésamo y lo vertemos encima de la ensalada. Ponemos los dados de pollo encima de la ensalada y lo servimos.