62 Restaurante

Lo nuestro son los fogones

Preparar pollo agridulce

Olvidarnos durante un día de lo que normalmente solemos estar acostumbrados a comer es algo necesario, porque así permitimos a nuestro paladar probar sabores nuevos y le damos un poco de variedad al menú diario así como sorprender un poco a nuestros comensales. En este artículo queremos compartir contigo una receta oriental que es conocida por todo el mundo, el pollo agridulce.

Ingredientes del pollo agridulce

Para la elaboración de este delicioso plato necesitaremos los siguientes ingredientes:

Preparar pollo agridulce

Modo de elaboración

Aunque hemos añadido pechugas de pollo, esta receta también puede hacerse con aquellas partes del pollo que más nos gusten, como por ejemplo los muslos.

Lo primero que debemos hacer es limpiar bien el pollo, siempre lavándolo bajo el grifo. Dejaremos escurrir bien el pollo y cuando lo haya hecho lo salpimentaremos a nuestro gusto y lo reservaremos.

Ahora comenzaremos a preparar la salsa, donde maceraremos el pollo que tenemos reservado. En un bol mezclaremos el zumo de naranja natural, el azúcar y el vinagre, lo removeremos todo bien hasta conseguir que el azúcar se haya disuelto por completo.

El siguiente paso es echar el kétchup, un poco de pimienta y sal y volveremos a remover de nuevo para que todos los ingredientes e mezclen correctamente. Una vez la mezcla sea homogénea la primaremos para corregir el punto de alguno de los ingredientes. De esta forma podremos dejar la salsa a nuestro gusto.

Ahora colocaremos los muslos de pollo en un recipiente y verteremos la salsa por encima, procurando que todo el pollo quede bien cubierto. El pollo puede ser en forma de pechuga, pero debemos pincharlo varias veces con un tenedor para que absorba bien la salsa, o podemos cortarlo en dados generosos.

Debemos dejar el pollo macerando alrededor de cuatro horas en el recipiente y en la nevera, aunque si queremos un sabor más intenso podremos dejarlo más tiempo, aunque con seis horas el sabor ya se notará mucho.

Precalentaremos el horno a 180 grados y sacaremos el pollo de la nevera. El primer paso será dorar los trozos en una sartén, pero lo que nos interesa es marcarlos primero por fuera, por tanto tendrá que ser fuego fuerte.

Una vez estén hechos los trozos de pollo por fuera hay que colocarlos en una bandeja para el horno y los hornearemos durante 20 o 30 minutos, dándoles la vuelta a la mitad de tiempo.

Mientras se va haciendo, pondremos la salsa agridulce en una sartén a fuego medio para que se espese un poco. Cuando el pollo esté hecho, lo sacaremos del horno y lo echaremos en un plato, que podremos napar con la salsa.

Si queremos guarnicionarlo, siempre podemos utilizar arroz blanco, el cual acepta a la perfección tanto el pollo como esta salsa y de esta forma habrás puesto un toque muy internacional a tu mesa. ¿Te animas a hacerlo?