62 Restaurante

Lo nuestro son los fogones

Receta de flan de queso mascarpone

Los postres son una de las elaboraciones gastronómicas que más gustan a todo el mundo, sobre todo después de una buena comida. Acabar una comida o una cena con algo dulce, siempre resulta algo agradable o incluso sorprender a nuestros familiares y amigos en una celebración especial.

Por ejemplo, una mousse de limón, una tarta de chocolate, o un flan de queso mascarpone. Suena delicioso solo con nombrarlo, pero… ¿y si te enseñamos a hacerlo?

Receta de flan de queso mascarpone

Si eres de las personas que aún no sabe cómo hacer este delicioso postre, te aconsejamos que sigas leyendo porque vamos a compartir la receta de flan de queso mascarpone contigo.

Para hacerlo necesitarás los siguientes ingredientes:

Modo de elaboración del flan de queso mascarpone:

Lo primero que debemos hacer en esta elaboración es precalentar el horno a 150 grados para tenerlo listo cuando acabemos de preparar el flan. Después hay que preparar el caramelo, porque así lo dejaremos en la base del molde sobre el que vamos a hacer el flan y nos resultará mucho más cómodo, por tanto… ¡manos a la obra!

En un cazo pequeño echaremos el medio vaso de agua junto al azúcar, removiendo hasta que el azúcar se disuelva en esa agua. No os preocupéis si en un principio puede parecer demasiado azúcar para tan poco agua, pero acabará disolviéndose sin problema.

Después de disolverse se irá poniendo de color oscuro, es en ese momento cuando hay que verter el caramelo en el molde o moldes que tenemos elegidos para hacer los flanes.



Pondremos una cazuela grande a fuego medio en el fuego e incorporamos toda la leche y el queso mascarpone. Con unas varillas o directamente con la batidora iremos batiendo para mezclar bien los ingredientes.

También tenemos que batir los huevos y los mezclaremos con el azúcar avainillado hasta conseguir una mezcla que tenga una textura bastante cremosa.

Debemos controlar ésta y la mezcla de la leche. Cuando el mascarpone se haya mezclado bien con la leche, y sin que llegue a hervir, hay que añadir la mezcla de los huevos y remover bien hasta que todo comience a hervir. En este momento lo retiraremos del fuego y seguiremos batiendo hasta que espese bien.

Cuando veamos que tiene la textura correcta hay que verter la mezcla en los moldes caramelizados que tenemos reservados. Con este tiempo que ha pasado seguramente ya tendremos el horno a la temperatura deseada, con lo que ya solo nos queda meter los flanes en el horno durante unos 40 minutos aproximadamente.

Antes de que saquemos los flanes hay que comprobar que están bien hechos, podemos hacerlo con el truco del palillo o del cuchillo, pinchando en el centro hasta el fondo. Si cuando saquemos el cuchillo o palillo no tiene flan adherido es que estará listo, de lo contrario hay que dejarlo unos minutos más.

Se dejarán enfriar a temperatura ambiente y después hay que meterlos en la nevera durante 4 o 5 horas o incluso dejarlos para el día siguiente. A la hora de servir puedes comerlo solo, acompañado de frutos del bosque, una bola de helado, nata montada, etc.