62 Restaurante

Lo nuestro son los fogones

Canelones rellenos de carne

La gastronomía italiana encierra infinidad de tesoros culinarios conocidos por todo el mundo como los deliciosos canelones de carne, una de las maneras más ricas de degustar dos productos tan importantes para nuestra dieta como la pasta y la carne.

Para su elaboración necesitaremos:

Canelones rellenos de carne

Modo de elaboración de los canelones de carne:

Comenzaremos preparando la carne, salpimentándola al gusto y la reservaremos. Si queremos simplificar la receta podemos comprar un buen tomate triturado de calidad. En este aspecto hay que buscar una marca conocida pero que ofrezca la máxima calidad, alejándonos de las marcas más básicas.

Pelaremos la cebolla y los dientes de ajo y después los picaremos en trozos que no sean demasiado grandes y lo reservaremos para continuar con la receta.

Pondremos una sartén al fuego y echamos un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra y o pondremos a calentar a fuego medio. Cuando adquiera temperatura echaremos la cebolla y dejaremos que se haga durante unos minutos e incorporaremos los ajos, con lo que conseguiremos que el ajo no se queme y amargue lar receta.

Cuando la cebolla esté pochada y el ajo comience a estar dorado añadiremos la carne picada ya salpimentada y la cocinaremos durante tres o cuatro minutos, removiendo bien y aplastando la carne para quede marcada por todos lados.

El último paso para hacer el relleno es incorporar el tomate triturado menos dos o tres cucharadas, y dejaremos que se haga durante unos 5 minutos dejando que se hagan bien todos los ingredientes. Después de ese tiempo apagamos el fuego y dejamos reposar.

En este momento pondremos a precalentar el horno a 200 grados y mientras calienta podemos preparar las láminas de los canelones. Tenemos varias opciones o comprarlas frescas, precocidas o de pasta seca. En este caso os recomendamos la pasta fresca o precocida dado que se hace antes y el sabor es delicioso.

Es importante que cuando estén cocidas las pongamos sobre papel absorbente y retiremos el exceso de agua que pudieran llegar a tener las láminas de pasta.

Ahora, con el tomate triturado que hemos reservado cubriremos la base de la bandeja donde haremos los canelones. Ahora le llega el turno a rellenar los canelones.

Es muy importante que las láminas estén completamente secas pero muy blandas echaremos un poco de relleno sobre la parte central del canelón y lo cerraremos poco a poco, asegurándonos de que no se nos escapa el relleno.

A medida que vamos haciéndolos vamos colocándolos sobre el tomate de la bandeja y cuando acabemos de colocarlos echaremos una buena cantidad de queso rallado por encima y lo hornearemos durante 22 minutos aproximadamente hasta que el queso se funda y quede todo bien cubierto por encima.

Si prefieres un toque más suave, se puede echar una generosa capa de bechamel por encima de los canelones antes de poner el queso, seguro que te sorprenderás.